Digital, Redes Sociales, Tendencias, Thinketers

La era del Social Selling

CAMBIO DE ERA

Atrás quedó la venta a través de esos pobres correos electrónicos que nunca llegan a abrirse y cuyo destino es acabar en un cementerio llamado “correos eliminados”. Y más atrás aún quedó la venta a puerta fría con llamadas telefónicas que no son respondidas… ¿puerta qué? 

El proceso de compra actual ha cambiado de forma descomunal si lo comparamos con el de hace diez años. Los usuarios exigimos cada vez más gracias a que tenemos una mayor información y acceso a ésta. Nuestras decisiones son impulsadas por lo que vemos en las redes sociales cada día y por las recomendaciones que nos llegan a través de ellas.  

 

Un 51% de los usuarios consideran que las Redes Sociales han influido a la hora de comprar un producto/servicio (IAB Spain 2018)

 

Estos cambios en nuestros hábitos de compra han hecho que ésta sea cada vez más un proceso social. Además, dichos cambios también han derivado en una nueva era en la que, queramos o no, nos encontramos ya completamente inmersos: La era del Social Selling o venta social.

Y a muchos de vosotros os sonará el término, pero no sabréis exactamente qué es… si es así, prestad mucha atención.




¿QUÉ ES EL SOCIAL SELLING?

A modo resumen podemos decir que el Social Selling es el fin del modelo de venta tradicional, el fin de la venta a puerta fría.

Explayándonos un poco más podemos definir el término como el uso de las redes sociales por parte de las marcas con el objetivo de conectar con sus clientes, creando branding y entablando conversaciones con ellos. La finalidad es entenderlos para generar una confianza con ellos y poder acompañarles en el proceso de compra.

Hay algo importante a tener en cuenta sobre el Social Selling: a pesar de que hablemos de ventas, la conversión a venta no es el objetivo. Con la aplicación de esta modalidad no se busca incrementar las ventas, sino ayudar a maximizarlas a través de la atracción, persuasión y conversación con nuestros potenciales clientes. Para conseguir estos objetivos también es necesario complementar el Social Selling con una buena implementación de estrategias de marketing de contenidos. Estas nos permiten generar contenidos de calidad y mantener continuamente el interés de nuestros clientes (que ya hemos captado gracias a la conexión, relación y conversación con ellos a través de las redes sociales).


¿CÓMO SURGE?

Fácil… muy fácil



Por la transformación digital y el uso de Internet para la búsqueda de ofertas, comparación de precios y valoración de la calidad/utilidad de los productos y servicios. Un 57% de los usuarios declara buscar información de productos/servicios en Redes Sociales, siendo Facebook la principal red social donde se investiga (IAB Spain 2018)



¿CÓMO LO APLICO?

Las distintas formas de aplicar el Social Selling dependen de cada empresa y modelo de negocio, pero podemos sacar 4 puntos en común a cualquier implementación de este tipo de estrategias:

Descubrir en qué plataformas está tu público objetivo.

Aplicar alguna herramienta de escucha activa para analizar la información que está generando tu público o tus clientes sobre ti. Esta información te será muy valiosa de cara a diseñar tu estrategia de contenidos, a la vez que te permite conocer a tu público más a fondo.
Mantén conversaciones con ellos, creando relaciones de valor y generando una confianza en ti.
Crea valor y otórgales contenidos de calidad que les interesen constantemente. De esta forma conseguirás la fidelización de tus clientes.


En resumen: escucha, conversa y crea valor

 

Autor


Andrea Granados

Andrea Granados

Gestión Proyectos