Digital, Redes Sociales

VERO, la nueva red ‘realmente’ social

Hace unas semanas que VERO empieza a resonar en el mundo digital como la alternativa “valiente” a Facebook e Instagram. Y es que por su diseño, funcionalidades y posibles usos, son muchas las similitudes que le acercan a las redes sociales del imperio de Mark Zuckerberg.

¿Qué es VERO?

Se trata de una red social fundada en 2015 por el millonario Ayman Hariri, hijo del primer ministro libanés, asesinado en 2005, Rafic Harari. VERO se publicita a sí misma en su manifiesto como la red social que te deja ser tú mismo y que está libre de publicidad. Su formato es el resultado de un híbrido entre Facebook e Instagram ya que podemos publicar fotos, enlaces, música, películas, libros o una localización. Otra de sus características principales es que permite gestionar la visibilidad de las publicaciones para conocidos, amigos, amigos íntimos o solo seguidores.

Alistair Stiegmann, Director creativo de VERO & Ayman Hariri, CEO de VERO.


Su popularidad no ha empezado a ser evidente hasta hace unos meses cuando han empezado a aparecer en ella numerosos influencers y personalidades. Su presencia en medios de comunicación también ha ayudado a que la aplicación suene cada vez más como una alternativa real que ha llegado para quedarse.

En resumen, Vero apuesta por una conexión directa entre usuarios. La app permite segmentar las publicaciones fácilmente para que así puedan mostrarse cómo son en realidad y no pensando en el alcance y resultados de sus publicaciones.





¿Cuál es el valor diferencial de VERO?

Su principal valor recae en el orden cronológico de sus publicaciones. Parece una nimiedad pero es más importante de lo que parece. Los cambios de algoritmo de Facebook, Instagram y Twitter han hecho crecer el descontento (e incluso el cabreo) de los usuarios que ven que el feed de sus redes sociales se llena de un sin sentido de publicaciones.

El alcance de las publicaciones es también uno de los motivos por los que muchos artistas se han pasado a Vero, usándola como su red social de cabecera. Unir fuerzas contra los cambios unilaterales de los que dominan el mercado parece ser motivo suficiente para apostar por una alternativa a Facebook o YouTube, los gigantes que dominan las redes sociales.

En resumen, VERO promete no manipular nuestro timeline ni, tampoco, nos permitirá pagar para conseguir mayor alcance. ¿Hay sitio para las marcas dentro de este paradigma? Habrá que ver si encuentran su lugar dentro de este espacio “libre de publicidad”.




¿Hay espacio aún para VERO?

El mercado de las redes sociales y de las plataformas de contenido no parece un espacio fácil en el que abrirse camino (con éxito). Vero no parece ofrecer una ventaja competitiva que le posicione en un nicho aún sin explorar, como fue el caso de Snapchat hace unos años, a pesar de que hoy en día haya perdido fuerza de manera definitiva con las nuevas aplicaciones de Instagram con la compra de MSQRD por parte de Facebook en 2016.

La última plataforma que ha conseguido hacerse un hueco, encontrar una necesidad y triunfar ha sido musical.ly. Esta red social ya entretiene a más de 200 millones de usuarios en todo el mundo, superando a Snapchat.

Otras, en cambio, como la abandonada y desorientada Google+, la reconvertida Tuenti o la histórica Fotolog han sentido en sus propios sistemas el desuso y el olvido.

De momento, más de 3 millones de personas se han descargado Vero. No está mal, ¿verdad? Los primeros usuarios han tenido la suerte de estar bendecidos con una suscripción “gratis de por vida”. Y sí, aún no lo habíamos comentado pero Vero se plantea como una plataforma de pago. ¡Algún truco tenía que tener! Tener una red social libre de algoritmos, publicidad y bots trae consigo que el beneficio empresarial recaiga en sus usuarios. “Quien algo quiere, algo le cuesta”.


El futuro de VERO

Pues bien, cuando todo apuntaba a un crecimiento sin techo, la nueva red social “más real” está sufriendo sus primeros contratiempos, desapareciendo ya del top de aplicaciones descargadas en Google Play y App Store. Las críticas de los usuarios se centran, sobre todo, en sus tiempos de carga lentos, la interfaz poco intuitiva y unas políticas de privacidad muy cuestionadas y confusas.



Los problemas técnicos no suponen ninguna sorpresa. Y es que VERO ha pasado de apenas 150.000 descargas en 2 años a los más de 3 millones de descargas en una semana. Y ya sabemos que el boca a boca funciona tan bien en una dirección como en otra. Una mala experiencia del usuario se convierte en el peor enemigo de cualquier aplicación o plataforma social de este tipo. Aun así, todos hemos sufrido los problemas, a veces demasiado frecuentes de WhatsApp, Facebook o Twitter. ¡Y ahí seguimos!

Para remediar esta primera “crisis” han lanzado un anuncio oficial agradeciendo el apoyo y aumentando el periodo de suscripción gratuita vitalicia, que en un principio marcaban para el primer millón de descargas y que ahora ya disfrutan sus más de 3.000.000 de usuarios.

En tiempos donde la inmediatez parece el primer mandamiento y la paciencia escasea, cuidar el funcionamiento de su plataforma parece el primer reto serio para VERO si quiere convertirse en esa alternativa real contra el postureo de las redes sociales actuales.

Sea como sea… ¡Bienvenida VERO!

Autor


Marcos Fernández

Marcos Fernández

Digital Strategist